ANA INÉS MARTÍNEZ NO ESTUVO A LA ALTURA DE LA ENTREVISTA

Por

 Sebastián Castro

No te metas con JR…

Nadie va a descubrir el carácter egocéntrico y superlativo de Juan Ramón Carrasco (JR) y menos deberíamos acusar a la periodista Ana Inés Martínez de poco profesional. La culpa en todo caso no fue de los participantes sino de la producción que los expuso a una discusión fútil sobre quién es el más guapo (o guapa).

Para poner el tema en contexto, el episodio se produjo en el programa «Punto Penal» y la escaramuza ocurrió cuando la periodista le pregunta:

«Te noto más precavido, no sólo Fénix, Peñarol, fue un partido tedioso, aburrido. Faltó el famoso ‘tiqui-tiqui’. ¿Saliste directamente a buscar el empate y si venía la victoria bueno, era de yapa?»

A lo que JR le responde «No te quiero exponer, no… si esa pregunta me la hace Roberto…»

Y desde ese punto comienza el derrape de ambos. Primero hay que reconocer que la pregunta no es muy feliz. Y que se pudo evitar, al menos el calificativo de «yapa» cuando enfrente no tenés a un director técnico cualquiera. Puede gustar o no. Podrá ser bueno o malo, egocéntrico o narcisista, pero nobleza obliga hay que recordar que fue director técnico de la selección mayor, entre otros laureles.

El primer error no es de la periodista, sino de la producción por no chequear lo que se le iba a preguntar.

Luego si, JR derrapa con todo su estilo. Y acusa a la periodista de no estar a la altura para hacerle esa pregunta y retruca «cualquiera no (te puede hacer esa pregunta) porque si yo te pregunto la alineación de Fénix no la vas a saber […] (y) para hacer determinadas preguntas hay que saber».

Luego se quitó el tapabocas y continuó su diatriba contra la periodista que intentaba retomar la entrevista, aunque ya parecía más un «celebrity dead match».

Por otro lado, ningún compañero masculino la intentó defender intentando quizás bajarle el perfil a la nota.

Sin embargo, en el acierto o en el error y aunque Ana Inés Martínez no estuvo a la altura de la entrevista, quienes comparten el piso con ella debieron terminar con la misma pidiendo una disculpa. Ni la periodista fue brillante en su pregunta, ni ameritaba por parte del entrevistado denostar por el simple hecho de ser mujer. Lo cortés no quita lo valiente dice el dicho. Otra frutilla en la carrera del extrovertido DT y un aviso a todos los hombres que permitieron y aceptaron lo ocurrido sin defender a su compañera. De alguna manera fueron cómplices de la misoginia.

Fuente: Semanario El Bocón 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.