AVENTURA  SANATORIAL

– Dr. Álvaro Vero –Esp. En Salud Pública y ad. Hospitalaria-Internista.-

 

Otra designación no se me ocurre del momento en que lamentablemente debemos ingresar a una internación en el sistema salteño mutual constituido por sociedades anónimas de profesionales de la salud y familiares directos, testaferros o descendientes, que a la vez gestionan la mutual.

Único modelo a nivel nacional que recoge insatisfacciones lógicas y esperables pues el contratante no ejerce el control necesario sobre el producto que compra ni actúa sobre las particularidades o especificaciones de la atención que paga.

Es más, esta estructura maniata al comprador en sus posibles desarrollos desde que los vendedores gestionan políticamente su gestión.-

Es así que muchas demandas a los sanatorios terminan involucrando al comprador de servicios, colectivo que corre con todos los riesgos y además financia servicios e insumos que están incluidos a la vez en la tarifa fijada. Por ejemplo las anónimas incorporan profesionales pero a costo de la compradora de internación. Desde siempre el número de camas o capacidades de dotación fue determinado, no por quien debe planificar los servicios que presta sino por los que lovenden, de acuerdo a necesidades privadas de la economía de sus negocios. No debe extrañar entonces la falta de controles, evaluaciones, niveles de calidad. El tema es que el dinero colectivo de una cooperativa sale a través de esos “contratos” que debería intervenir por ley la Junasa y que no llegando a los niveles de calidad deseados generan el lucro a los accionistas a partir de una cooperativa – Inentendible -. No son pocos los accionistas, quizás cerca de cincuenta, quizás el 50% de los cooperativistas y por lo tanto la asamblea, órgano superior de decisiones suele estar controlada.-

El área de internación tiene particular importancia porque en ella se sintetizan un conjunto de recursos y actividades necesarias para llevar a cabo la actividad primordial de la organización de salud. Allí se realiza la actividad más relevante que es el egreso hospitalario.- Se comprenderá que elevar el número de camas o disminuirlo ya no depende de la cooperativa, el aforo lo manejan los accionistas, al igual que éxitos y fracasos. Insumos, equipamientovariado, desarrollo informático y profesionales son pagos por encima de la tarifa controlada.-

Hemos visto a lo largo de la historia pacientes y familias en el acarreo de ropa de cama, ventiladores, televisores, y alimentos; hemos escuchado un WhatsApp viral de la internación lamentable de un ex ministro donde ni agua se le brindaba y tantas otras situaciones conocidas por la ciudad.

Hoy se dice que hay covid en todos, que las camas no alcanzan, que el personal está agotado y agobiado, que hay un férreo control de visitas inadmisibles para pacientes terminales no covid, trato despótico por algunos administrativos que buscan coercitivamente el contrato de camas vip (más de 5000$/día), y al ingreso desde la emergencia del centro ya se  condiciona por ese aspecto. ¿Pero qué es lo que se paga? La solicitud de la presencia de servicios de compañía para ayudar a enfermería, que los familiares ayuden en la higiene y hagan controles de temperatura? Ésa es parte de la realidad. Si se necesita oxímetro de pulso hay que comprarlo, bolsas de hielo igual, sondas vesicales aunque no se utilicen llega la cuenta a domicilio. ¿descontrol ? a quien se queja el usuario ¿a los parientes directos “hijos de accionistas y gestores del comprador de servicios a la vez “, si se asumen esos riesgos de auditar la “asamblea actúa” como en Camelot con la espada arturistica de Merlín.- Se sabe ,historia conocida de la barbarie ,la improvisación e incapacidad.

Lo que más preocupa es la des jerarquización de la enfermería profesional, que lucha en el caos, y que es al menos ignorada. No está determinado el número adecuado acorde al tipo de cuidados y enfermos, a la demanda, a la oportunidad; no importa de sus habilidades y destrezas necesarias, sus sentimientos humanistas y solidarios. Existe una Comisión Asesora del Ministro (CONAE) QUE POR ORDENANZA 879/005 Y UNA LEY DE Enfermería 18.815 donde se fijan condiciones de trabajo, responsabilidades y diversos estándares. Dentro de las normas para dotación de personal de enfermería se establece que debe haber  1 lic.cada 15 camas, y 1 auxiliar de enfermería cada 8 camas mínimo legal establecido e internacional. No se cumple como tantas cosas legales. Otros incumplimientos analizaremos en el futuro.- ¿Tendrán la capacitación suficiente los directores? O sólo se deben al nepotismo.

 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.