“canastas, rellenos, licencias de conducir”.

 

El plenario del frente amplio quedo sin quórum cuando  al parecer debían apoyar las designaciones de confianza política del nuevo intendente electo.

La confianza política es del intendente en este caso no de la coalición de gobierno departamental, la que, pasa momentos interno revoltosos en cuanto a las aspiraciones de los sectores,  convertidos en multilistas.

Fuentes cercanas a la izquierda  salteña nos dicen que el hermetismo con el cual se mantienen  las diferencias internas  se debe al acuerdo o pacto de “silencio” entre las listas Limistas  y  la oposición.

Ya se reunió con todos nos manifiesta el informante  en Montevideo y en Salto.

Los dirigentes  frenteamplistas discordantes con los nombramientos entienden que  sería inconveniente mostrar públicamente  las discrepancias,   teniendo una situación  financiera grave en la intendencia de Salto, por lo cual precisa  a los señores ediles de la oposición para la refinanciación y el presupuesto.

Ese sentido nos manifiesta que están “jugados” a la refinanciación del fideicomiso Daymán votado en la anterior administración con el voto de los señores ediles de todos los partidos políticos.

Nuestro informante afirma que hay   dirigentes de listas frentistas   pidiendo  ceses de trabajadores para cumplir con su promesa electoral a ciento de militantes que “trabajaron” para lograr el objetivo y asegurar  un empleo.

En otras filas la disconformidad apuntaría  hacia  la ética política, y  la campaña electoral departamental  donde el clientelismo político se proceso   con  la utilización aparentemente  de los “recursos” municipales, entre ellos canastas, rellenos, licencias de conducir  entre otras para  listas de Andrés Lima, por lo que tendría conocimiento  el actual intendente Alejandro Noboa.

 

 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.