COMO EL HAMSTER

Dr.Álvaro Vero-Esp.en Salud Pública-Ad.Hospitalaria-Internista.-

Corriendo siempre en el mismo lugar de la ruedita, sin objetivos ni propósitos, siempre haciendo lo mismo rutinariamente, días tras día, año tras año. Los ingresos no corren riesgo, el fonasa los asegura puntualmente mes a mes en el privado. Se actúe bien o mal, sin medir resultados, sin pedirlos, da lo mismo, los reclamos son estériles. Por ahora. El sector público carencias de todo tipo y presupuesto que no llega a cubrir el año.-

En la neurología hay algo que se llama “anosognosia” que significa no reconocer los problemas y cuando el paciente no reconoce como problema la situación, tampoco va a poder encarar la rehabilitación.

Para la RAE es una enfermedad que consiste en no tener conciencia del mal que se padece y por lo tanto no se percibe como enfermedad.

Muchas veces precede al alzheimer, bipolaridad, esquizofrenia, y el paciente no niega sus olvidos o errores; simplemente no los reconoce.

También hay enfermedades colectivas o comunitarias donde enfermedades tribales son tan frecuentes que no se reconocen como tales, es decir como fuera de la normalidad sanitaria.

El sistema de salud salvo excepciones es decadente, ya nada asombra en un diluvio de carencias, omisiones, donde la ruta del dinero se desconoce, porque lo que invierte el país en % del PBI no es poco, pero nadie fiscaliza y por lo pronto no se ve  que haya un arca salvadora.

En el día que esto escribo (18/11/21-Diario El País) se informa que en cámara baja del Legislativo a instancias del dio. Goñi, tres médicos cooperativistas no pueden participar por “conjunción de intereses” en temas como la Eutanasia y los Cuidados Paliativos…en tanto el país está bajo una “pandemia” de estas situaciones en el sector salud que no se investiga a fondo, que son de conocimiento del ámbito político y no sólo de conocimiento sino que la han enriquecido con nombramientos médicos, que si ese es el pecado lo han naturalizado. Hay nombramientos de cargos de particular confianza con deudas al estado, sin capacitación ni fundamentación dentro del mismo partido del Dip.Goñi; sólo es deseable que haga el criterio extensivo a todo el sector salud.

El estado cumple con el financiamiento fijado mensualmente, ¿pero qué compra, en qué cantidad y calidad, con que prioridades?no se sabe, pero sí se anunciaron auditorías que están pendientes.

Una población sana es indispensable para la productividad y la actividad económica; hoy se trabaja con indicadores que resaltan la esperanza de vida, pero saludable, y no únicamente la longevidad; no hay economía sin salud, y sin ella los costos directos e indirectos aumentan para el estado.

Se estima que la carga económica anual por enfermedades cardiovasculares puede ubicarse en el 1% del PBI y por trastornos mentales entre un 3-4 % del PBI – (OIT).

OCDE (Organización para la Cooperación y desarrollo Económico), compuesta por 38 países, aconsejan y analizan políticas económicas, entiende que actualmente los países invierten sólo 3% en prevención y protección de la salud física y mental de las poblaciones.

Apasionante y hasta intrigante el análisis de la salud, por momentos islas de otro mundo por su calificación y por otros del mismo submundo.

Pero viejo como el mate es muy importante profesionalizar y disponer de equipos de dirección adecuados en competencias y liderazgos. La clave del éxito estará, con nuestro modelo hospitalocéntrico, en la posibilidad de generar una alianza estratégica entre los gestores y los profesionales donde la confianza y el compromiso sean las claves del futuro.

De una sumatoria de gestión, más valores gremiales profesionales y de ética surgirá ese compromiso común. Cosas simples que hacen mucho, acceso a la asistencia, (está denegado), consultas de cardiología para enero ¿? Especialidades inexistentes, médicos no titulados, emergencias tardías, teléfonos que no contestan, colas a las 2 de la mañana por números escasos, miles de cirugías esperando, dirigentes enriquecidos en la pobreza y la enfermedad ajena ¿?…Por ahora vemos la del Hámster y la total indiferencia anosognóstica.-

Dr.AlvaroVero-Esp.en Salud Pública-Ad.Hospitalaria-Internista.-

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.