DIABETES

Dr. Álvaro Vero-Esp.en Salud Pública-Admin.Hospitalaria-Internista.-

El 14 de noviembre es el día mundial de la enfermedad.

Constituye un problema de salud que afecta a la humanidad sin que importen sus condiciones de desarrollo, existen más de 40 millones en el mundo (Piédrola) y el número de casos nuevos aumenta rápidamente en la medida que el promedio de vida aumenta  y mejora el diagnóstico temprano de la enfermedad.

Se la considera un estado de hiperglicemia crónica debido a la deficiencia de la hormona insulina o bien falta de respuesta a la misma.-

En Uruguay según información oficial periodística se calcula que la prevalencia está en un rango entre 8 y 14% (es decir la foto de enfermos en un período dado), por cierto rango poco serio que denota la falta de investigación epidemiológica del fenómeno.-

Dentro de sus síntomas (sed intensa, micción profusa y pérdida de peso) la evolución crónica va a alteraciones progresivas del riñón, de la retina, de los nervios periféricos y arteriopatías centrales (cardíacas) y periféricas (miembros inferiores).-

Es una enfermedad oculta a sus comienzos, silente, cuyos factores genéticos no pueden por sí solos explicar el determinismo de la enfermedad. En los adultos el factor de riesgo más importante es la obesidad y la incidencia aumenta 4 veces el riesgo en obesidad moderada y 30 veces en la obesidad mórbida.

De todos los factores involucrados en su génesis es la obesidad que permite una acción directa. El diagnóstico precoz es de importancia capital pues un diagnóstico temprano modifica la marcha de la enfermedad, permite reducir las complicaciones agudas (los comas diabéticos que hoy son menos frecuentes en las guardias). El tratamiento clásico de dieta, insulina y antidiabéticos orales, se amplían a técnicas novedosas y mucho más tolerables. Es necesaria previamente la educación sanitaria y el ejercicio físico.

Esto es a grandes rasgos, con ciertas esperanzas en un futuro mejor, una descripción simplista; pero quiero ubicar a la enfermedad dentro de los grupos de Enfermedades Crónicas No Trasmisibles (junto a la hipertensión, las enfermedades mentales, invalideces etc.) que se dan sobretodo en la tercera edad, dentro de un escenario de pobreza y exclusiones geográficas. Lógicamente hoy se está pagando la ausencia de servicios para estas cronicidades por la pandemia, se sabía y fue advertido; pero para entenderlo hay que haber cursado epidemiología y no excluir a quienes lo advirtieron. El “caradurismo” insolente llegó a asegurar que “peor las cosas no se podían hacer” por parte de una directiva, y vaya si lo logró ¡ el problema es contener la ola de complicaciones que se están viendo con servicios saturados e ineficientes.- Aplicar la epidemiología y el comportamiento demográfico permite conocer los grupos de riesgo, proyectar necesidades, calcular tendencias en salud, ver los estilos de vida, es sencillo: VER DE QUE SE ENFERMA LA GENTE, QUIENES SON Y DONDE ESTÁN.-

En el Centro Médico hemos dejado (no por voluntad propia sino de quienes mandan) un sistema de acceso a la información clínica excelente, inscripto en la Biblioteca Nacional en el libro 28 N°749 del 7/12/2001,que fue la base para extensión de la Historia Digital en todo el país con apoyo del BID, también aconsejamos la lectura del “Manual de Salud II Electrónica Para directivos de Servicios de Salud” cap. VI, de mi autoría para Naciones Unidas/CEPAL , …decenas de trabajos en el sentido de la investigación clínica, sus frecuencias,riesgos,recursos.

En mi opinión la historia clínica digital la han dejado hemipléjica, era un instrumento base para mejorar la gestión de los servicios y sólo es un archivo electrónico, nada de lo planificado, y los grandes números estadísticos (data minning) que están en ellas no sirven nada más que para datos sueltos. Una pena. Pero bueno, es lo que quisieron en el 2016, cargos de confianza y muchos directores amigos.-

Hoy Salto debería estarle aportando datos muy importantes al MSP de epidemiología y de costos, podría estar gestionando con sabiduría, podría estar dando más y mejores servicios sin duda, pero….por esto y por mucho más la decadencia nos ganó.

La diabetes tiene excelentes profesionales en la materia, en buen número, pero no se sabe ni cuantos hay con la enfermedad, ni sus complicaciones, necesita de un programa específico.-No saben hacerlo.-

Dr.AlvaroVero-Esp.en Salud Pública-Admin.Hospitalaria-Internista.-

 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.