EL MIEDO NO ES LA FORMA (DEDICADO AL CUCO Y AL VIEJO DE LA BOLSA)

 

Es realmente penoso que se subestime al votante haciéndole entender que el futuro en manos de las fuerzas opositoras u oficialistas de turno será nefasto, terrible, tétrico, (entre otros calificativos), si no votan a tal o cual fuerza política. En este caso nos referimos a la campaña del Frente Amplio que ha desatado su furia y su enojo (elevado a la enésima potencia) por las redes sociales.

A mi criterio, esta “campaña del miedo”  es un síntoma de debilidad que exterioriza la falta de fundamento a la hora de explicarle a la ciudadanía los proyectos a futuro, cómo mejorarán su calidad de vida, los planes a encarar para salir de una eventual crisis (ya sea económica, política, social o de credibilidad), las prioridades a encarar para el surgimiento de la economía, salud, educación, además de qué medidas a cortoplazo se llevarán a cabo a fin de disminuir los índices de pobreza y marginalidad.

Ya desde el inicio se ve cual es la estrategia de campaña del Frente Amplio; venderse como la mejor opción para el país y apelar al miedo para impedir que gobiernen sus rivales.

Desde hace un tiempo a esta parte, existen sectores que votan mucho más impulsados por el odio, el rechazo al otro, que por el ideal que mayormente los representa.

Una fuerza política acorralada y desesperada, un candidato a Presidente enojado y malhumorado, una candidata a Vice que ahora se volvió muda (como estrategia) porque cada vez que abre la boca dice una barbaridad tras otra, y un montón de miles de acomodados y ñoquis que tienen un MIEDO supremo de tener que empezar a trabajar los próximos 5 años. Era obvio que con ese panorama no le quedaba otra que recurrir al MIEDO.

Con el Cuco (Martínez) y el Viejo de la Bolsa (Mujica) como abanderados, más la ayuda de la Bruja (Topolansky), empezaron a desparramar amenazas y a desatar el Apocalipsis por todos lados. “Estallido social”, “Huelga general”, “Ocupaciones”, “Resistencia estudiantil”, (¿“Resistencia Armada quizás”?), etc. Y quien sabe cuántas cosas más se pueden aventurar si llega a perder el Frente Amplio.

La fuerza política que impulsa la “campaña del miedo” (léase Frente Amplio) es la verdadera temerosa respecto de los resultados que podrían resultar en el marco de la próxima elección. Ellos son los que realmente tienen miedo.Miedo de perder sus privilegios, sus cargos, sus abultados sueldos, sus tarjetas corporativas, sus viajes gratis, sus viáticos, su status social, sus fiestas, sus negocios paralelos, sus vacaciones al extranjero, etc., todo pagado por el pueblo.

En cambio, aquel candidato que le proyecta a la ciudadanía una luz de esperanza, positividad, en un claro mensaje que el futuro será mucho mejor que el presente, demostrando con proyectos y no con palabras vacías de contenido,logrará la confianza del ciudadano, y éste, a la hora de emitir su voto, le otorgará a esa fuerza política altas posibilidades de llegar al poder.

Es nuestra responsabilidad qué tipo de campaña asumir. Porque del miedo, del odio, de la difamación personal, jamás podría salir nada bueno.

Por lo tanto, no estoy de acuerdo en el mensaje que nos transmiten dando cuenta que debemos votar al menos malo. Sí estoy de acuerdo con votar al más confiable en el actual contexto político, económico y social, siempre afianzando la democracia y erradicando de plano todo sistema dictatorial. Y este candidato es sin dudas LUIS LACALLE POU.

Edil Juan Jose de los Santos – Partido Colorado  – #Ahora SI – Es hora de votar juntos

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.