Escuela 35: “No hay hacinamiento, ni peligro de derrumbe, y servicio de agua potable con bidones es normal”.

En la mañana de ayer, padres de alumnos que concurren a la Escuela Nº 35 de Nueva Hespérides llamaron a conferencia de prensa, preocupados por la situación del local escolar. El padre de uno de los alumnos, que se había comunicado con nuestra redacción , dijo que la escuela fue clausurada por peligro de derrumbe, y que los 26 niños que asisten actualmente a la escuela, lo hacen en la Capilla de Guadalupe, que se encuentra a unos 200 metros de distancia, y que en la capilla no cuentan con agua potable ni sombra para los niños.

Ante ello solicitan dar difusión al problema, “viendo que la ANEP no le dio la importancia que corresponde”. El mismo padre reconoció que no son todos los padres que apoyan este tipo de reclamo, lo que pudo haber quedado de manifiesto ante el hecho que a la conferencia concurrieron sólo dos padres.

Bomberos no comunicó nada

Ante la gravedad de la denuncia, y actuando con el rigor y responsabilidad periodística ineludible, llamamos primero a Bomberos de Salto para confirmar o descartar si la estructura de la Escuela Nº 35 de Nueva Hespérides está efectivamente en peligro de derrumbe, ya que esa situación es competencia de Bomberos. Sin embargo, hasta el momento de escrita esta nota no pudimos dar con un vocero de los policías del fuego.

Nuestro trabajo periodístico nos lleva a confirmar el procedimiento habitual, cuando algún edificio está en peligro de derrumbe, más aún, si es un edificio público, en esos casos la dirección de Bombero concurre al lugar,  realiza un acta, eventualmente clausura el lugar y lo comunica. Hasta ahora la dirección de bomberos no comunicó nada por el estilo a las autoridades de la ANEP.

ANEP está trabajando

Nuestra preocupación  periodística pensando siempre en la objetividad de la noticia llegamos hasta alta jerarquías de ANEP, y estamos en  condiciones de confirmar que, no hay hacinamiento, el aguan no es potable al igual que el agua de la escuela, la cual se utiliza solo para baños y limpieza, y la que la necesidad de agua potable se cubre con bidones y se presta con normalidad, no hubo interrupción del servicio.

Las autoridades ya tomaron cartas en el asunto y se trabaja para recuperar el local de la escuela antes del verano, también podemos confirmar que fueron los padres los que ayudaron a gestionar el uso de la capilla como solución paliativa, la disconformidad es de algún padre pero no representativo de la mayoría de los papás que entienden lo excepcional de la situación.

Edificio centenario

También dialogamos con uno de los padres que apoya esta  medida, quien nos pidió que no brindemos su nombre, y nos dice que lamentablemente algunos se dedican por atrás, y en silencio a hacer política partidaria, manifestando que familiares de jerarquías del gobierno departamental viven en torno al centro escolar.

Que este problema es de mucho tiempo y pasaron varios gobiernos y no buscaron una solución definitiva para la escuela donde concurren sus hijos. Ahora, se está trabajando con las autoridades  nacionales, para corregir definitivamente los problemas de desgaste naturales de un edificio de más de 100 años. Lamentablemente, durante 15 años del gobierno frenteamplista nunca se preocuparon, y ahora cuando se está trabajando vienen a preocuparse, deberían mostrar fotos de lo que denuncian dijo el vecino.

Comentarios (0)

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.