“me interesa mucho saber la verdad sobre la muerte de Pascasio Báez y sobre la muerte de Carlos Flores”.

Por Héctor Amodio Pérez

Ayer se cumplieron 48 años del asesinato de Pascasio Báez. Hoy se cumplen 53 de la muerte de Carlos Flores, el primer tupamaro muerto en un enfrentamiento con la policía.
Mucho se ha hablado sobre la muerte de Pascasio Báez, pero sigue faltando la versión real, la de los protagonistas de entonces, varios de los cuales todavía viven.


Sobre la muerte de Carlos Flores el MLN ha divulgado una versión falsa, en la pluma del general Eleuterio Fernández Huidobro, ese gladiador que tanto ha hecho para impedir que se conozca el destino de los desaparecidos. Ese gran ministro que entretenía -hasta dejarlos con la boca abierta- a los mandos militares contándoles la batalla de Stalingrado (Mujica dixit).
Todavía estamos esperando conocer alguno de los catorce documentos de autocrítica que parece el MLN en algún momento puso a consideración.
Según nuestro inefable expresidente, al que la WV estadounidense va llevar para que amanse a sus empleados y se crean el verso de que no hay que luchar para obtener mejores condiciones laborales, sino que hay que disfrutar de la vida como lo hace él, que vive con tan poco que puede donar su salario a la organización política que lo mantiene, el Frente Amplio todavía no debe analizar por qué una coalición rejuntada a trancas y barrancas lo ha derrotado.
Es demasiado pronto, nos dice, contradiciendo no solo a sus compañeros de partido sino al más elemental sentido común.
Se ríe y se burla de todos. Incluso de quienes ayer lo apoyaron y promocionaron, con falsas historias de cautiverios y torturas, con películas y bandas presidenciales financiadas por la corrupción que él ha protegido y prohijado, con premios por su defensa de los Derechos Humanos que él considera una muestra de la estupidez humana.
A mí no me importa mucho conocer las razones por las que las fuerzas de la derecha de toda la vida derrotaron en las urnas al FA. Pero me interesa mucho saber la verdad sobre la muerte de Pascasio Báez y sobre la muerte de Carlos Flores. Creo que tengo derecho a pedírtelo, Ulpiano, porque te llevé agarrado a mi cinturón durante la segunda fuga y la Negra Mercedes se entregó para salvarte la noche del 19 de mayo de 1972.

 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.