Navegar de Salto a Buenos Aires

Por Leonardo Vinci.


El Álbum de Salto de 1910 cuenta sobre el vapor «Cosmos». Precioso y rapidísimo buque, construido en 1877. Fue uno de los primeros vapores de acero perfeccionado al extremo y en avance de su época. El Cosmos, también fué el primer buque del universo en que se instalara la iluminación eléctrica, cuando aún eran muy imperfectas hasta las lámparas que habían de usarse. El profesor Jameson de la Universidad de Glasgow reclamaba para sí el honor de haber sido el primero en colocar la luz eléctrica á bordo, pero estando entonces el Sr. Saturnino Ribes en Europa, hizo publicaciones en la prensa inglesa vindicando para su consocio, el ingeniero Elsee tal distinción, y la de haber sido también el primero (y bajo su exclusiva responsabilidad) de haber construido buques y calderas de acero con las máquinas antes descritas del vapor «Saturno 1.°».
En esos tiempos, aún navegaban por nuestros ríos barcos a vapor como el “Salto”, primero con este nombre, mandado construir expresamente por la Compañía Salteña, que se fundó en nuestra ciudad.
Los astilleros de T. y G. Thompson de Glasgow armaron este barco de hierro de 115 pies de eslora por 19 de manga movido por dos ruedas que accionaban una máquina oscilante de 90 caballos de fuerza.
Tenía capacidad para 40 pasajeros de primera clase.
En el 1900 navegaban majestuosamente las joyas de la corona fabricadas en nuestros astilleros que fueron en su momento los más grandes de América. Tanto el “Surubí” como el “Corrientes” surcaban el Uruguay transportando lujosamente numerosos pasajeros, recibiéndolos en sus amplios salones comedor.


Sería extraordinario reeditar los viajes de otrora, permitiendo apreciar los hermosísimos paisajes del río Uruguay, el encanto de las costas e islas y disfrutar de todas las comodidades que pueden brindarse en este tiempo.
A propósito, es de mencionar que faltando pocas horas para que asumiera el nuevo parlamento, empresarios holandeses interesados en desarrollar el turismo náutico en el Río Uruguay visitaron el Ministerio de Turismo.
El portal de la Presidencia informó que empresa holandesa NEMO, Ship Management, especializada en barcos para navegación turística de ríos, poseía una larga tradición en Europa.
En el comunicado de prensa se dio cuenta que Oliver Sassen, Presidente & CEO de la empresa, con sede en Chipre, recorrió de Salto a Carmelo visualizando las posibilidades de establecer una nave para surcar el río Uruguay, a partir de su experiencia internacional, con barcos de hasta 140 pasajeros. De la reunión también participó el operador náutico Andrew Cooper, con basta experiencia y logística de cruceros.
Los visitantes afirmaron estar analizando la oferta de servicios turísticos vinculada a los departamentos litoraleños.
También mantuvieron reuniones con la Administración Nacional de Puertos con quienes analizaron las condiciones operativas en los puertos de Uruguay.
He aquí una gran oportunidad a desarrollar cuando pase la tormenta.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.