ÓMICRON 

Dr. Alvaro Vero-Esp.en Salud Pública, Adm.Hospitalaria-Internista-

Es el virus conocido con la propagación más rápida de la historia. Apenas un mes después de su detección en el África ya era dominante en países de todo el mundo con una propagación increíblemente rápida. (Massachusetts /EEUU). Su adversario en este comportamiento es el sarampión que es uno de los más contagiosos. “Un caso de sarampión da lugar a 15 infectados en doce días y un caso de ómicron da lugar a 216 casos en doce días de manera explosiva. –

Es capaz de infectar a personas inmunizadas pero las vacunas evitan la enfermedad grave y se estima que quizás sea un 25% menos grave que la delta, aunque puede producir mucho más daño en un período corto de tiempo. Tiene mayor facilidad para invadir las vías respiratorias superiores y menor en el pulmón. Las estancias hospitalarias vienen siendo más cortas.

 

La salud necesita del conocimiento y la articulación de diversas ciencias y disciplinas para poder llevar a cabo su función de manera óptima. La epidemiología es la disciplina básica en la investigación en el área de la medicina preventiva y salud pública y en su concepción más simple  se aplica para conocer la dinámica de la enfermedad de las poblaciones. Es el estudio de lo que acaece a los pueblos en lo que se refiere a salud y enfermedad, con carácter colectivo y no individual. No es hasta 1848 que deja de pensarse en los “miasmas” como origen de la enfermedad y  comenzó el paradigma microbiológico y el inicio del concepto de causalidad.

 

Sin duda que la pandemia de Covid-19 nos ha enseñado que debemos contar con planes de emergencia para hacer frente a situaciones imprevisibles y que superan la capacidad de prestación asistencial normal. La atención primaria ha quedado colapsada, se sabe, pero es clave que ante una nueva crisis se siga realizando la actividad normal de prevención, depromoción, de atención sanitaria y de enfermos crónicos- esto no puede detenerse nunca.-

 

Los usuarios quedaron desorientados, y desubicados en las nueva modalidad de atención durante 2020-2021 sin tener clara su atención y sí la inseguridad generada por las suspensiones y omisiones de servicios. Quedó en entredicho los valores de la atención primaria (tratamiento personalizado, accesibilidad al sistema, continuidad asistencial, capacidad resolutiva).-

Si sorpresiva fue la primera crisis pandémica, se rescata poca cosa de la experiencia, algo mejor la estructura de camas de CTI y respiradores, y una vacunación que si bien fue tardía evolucionó localmente sobre la base de experiencias anteriores sin idea de prioridades comunitarias.

 

No debemos olvidar la impresión que al comienzo partió de las direcciones de salud públicas y privadas (“estamos haciendo las cosas tan bien que no llegará la pandemia a Salto “) fueron expresiones que marcaron la incapacidad intelectual de conocer lo que se venía y poco tiempo después el departamento poseyó la incidencia más elevada del mundo, sí, del mundo, durante por lo menos 15 días.-

 

Las medidas tomadas fueron claramente cortoplacistas, las que convienen a los políticos, cuando las prioridades son fortalecer el sistema. Hoy deberían estar los políticos y los incapacitados designados en direcciones de salud estudiando el futuro horizonte de la endemia cuando el virus permanezca con ese carácter en la población.

El Comité de expertos y la Presidencia hicieron lo adecuado, lo justo y racional, y por suerte; el problema es más abajo, en las direcciones que ellos mismos designan. Por favor damas directoras, menos discusión por las mascarillas y el lavado de manos y pensar en una mejor financiación de la atención primaria, cuantas más enfermeras y cuanto más capacitación, cuantos más médicos residentes en las comunidades y cuantos más asistiendo y no rechazando tareas en CTI como fue público, más cerca de los enfermos y no de sus negocios lucrativos de las empresas anónimas.

 

Hay quien expresa que lo que hay que vacunar es al sistema y prepararlo para lo que viene. La incertidumbre del momento hay que comunicarla correctamente por portavoces de reconocido prestigio lo que es impensable en las direcciones actuales públicas y privadas locales- ¿será que alcanza con el tapabocas y el cierre de actividades de la IMS? ¿Será que se puede seguir a los ponchazos con profesionales que fundieron empresas médicas y no médicas y se adueñaron del poder político del momento ?NO, y el haberlo aceptado es una falta ética grave y signo de corrupción del sistema.-

 

 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.