ORWELL  Y EL  GRAN  BONETE

Dr. Álvaro Vero-

Especialista en Salud Pública-Administración Hospitalaria y Epidemiología-Internista.

Notas anteriores efectuábamos una analogía entre la novela “Rebelión en la Granja” de George Orwell -1903/1950- donde animales comienzan una revolución que nunca pudieron ver culminada, constituyendo el libro un mensaje enérgico contra el totalitarismo y la opresión ,y los últimos cinco años en una organización de servicio . Recuerda como todos podemos ser corrompidos y como el autoritarismo perjudica la vida en sociedad.-

Es así que se admitieron negocios espurios, corrupción, se premió la baja capacitación y el absolutismo, las omisiones y el despotismo entre congéneres, los agravios de palabra, y también los físicos, el engaño y la mentira, la irresponsabilidad y la devoción por los poderosos, los acosos laborales y también los sexuales y destruyendo familias, proyectos y servicios sociales llevando a la conducción serviles y obsecuentes.-

En la “Granja de Orwell” existían errores que promovieron la rebelión pero se barría al parecer bajo la alfombra, se emparchaba, se disimulaba, y con la “rebelión” todo fue peor y entre los diferentes animales ganó la avaricia, la discriminación y la traición con apenas un cambio de color de la bandera, y el poder subido  a la cabeza.-

Se ignoraron las viejas leyes, se crearon reglamentos en ignorancia incluso de la constitución, permitiendo la conjunción  de intereses generales con los particulares y se admitió la entrada de nuevos socios bajo el lema “cuatro piernas bueno, dos piernas malo” seleccionados para la perpetuidad de la rebelión y “yendo por todo”.-

De esa forma se adjetiviza  “Orweliano” que describe prácticas autoritarias y totalitarias, ominosas y execrables.-

Como decía Alicia  en el “País de las maravillas” (Lewis Carroll-1865), una de las novelas consideradas como de las “sin sentido” en un mundo también con criaturas antropomórficas como en la granja -”  Sólo unos pocos encuentran el camino, otros no lo reconocen cuando lo encuentran, otros ni siquiera quieren encontrarlo.”-

Y se materializa  el consejo del  gato de Cheshire  “Si no sabes dónde vas cualquier camino te llevará ahí”. Sabio consejo.-

Transcurrido cierto tiempo de ineficiencia algunos líderes de la comunidad establecieron negocios en empresas lejanas, y otros consiguieron relaciones laborales para sus descendientes con el poder efímero que gozaron a costa de muchos que sumergieron en el anonimato y luego de lograr sus propósitos se camuflaron y hasta se duda de si realmente existieron pues fueron instrumentos del mago que les invadió el alma, haciendo como “Antón Pirulero “cada cual su juego.

Como todo pasa y se transforma hay nuevos actores, que gozan del reconocimiento de sus conocimientos por parte de sus congéneres, que se preguntan adónde irá  esto de seguir así sin un camino y una orientación más que el acomodo y la incapacidad y surge la pregunta de la culpa que nadie querrá.-

Será momento que emulando el juego infantil del “Gran Bonete”,

“¿yo señor?,-sí señor,-no señor. ¿Pues quien la tiene?-”

La tienen aquellos personajes que carcomen colectivos desde sus entrañas, de modo mesiánico, con tendencia a la exaltación y la omnipotencia,agitados,imprudentes e impulsivos, que se sienten superiores ,dotados de lujos y excentricidades, que se rodean de funcionarios mediocres, que construyen una red de espías para desactivar y controlar oponentes, y que terminan cayendo en la trampa de su propia política y finalmente perdiendo popularidad  con desolación ,rabia y rencor.- Lamentablemente existen y cursan enfermedad.-

Dr. Álvaro Vero-

Especialista en Salud Pública-Administración Hospitalaria y Epidemiología-Internista.-

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.