¿QUE HACEMOS CON LA SALUD?

Por Dr. Álvaro Vero

Terminado el reparto natural de cargos de responsabilidad, entre los responsables públicos y privados tenemos más de 10 “gestores” de salud, todos ellos asignados como “cargos de confianza”, donde no existió ni un atisbo de apostar a la capacitación o méritos en la materia.

Si empleáramos la metodología deberíamos entonces buscar “cirujanos de confianza”, “pediatras de confianza”, “Laboratorios de confianza” y hasta enfermeras de confianza”….no estamos lejos de ello….lo que significa amiguismos,nepotismos,favoritismos,cercanías políticas y con un  paso más integrar a la lucha por el “poder” la corrupción.-

Es interesante el fenómeno humano del “atropello a la razón” “cualquiera es un señor” (Cambalache), pero es lo que tenemos.

El problema es que si no cerramos filas la población postergada se verá más afectada aún, por lo tanto el apoyo con ideas, donde no las hubo y no las habrá espera de una gran convocatoria a todos los que de alguna forma participan en el proceso salud, desde dentro y desde fuera.-

“Administrar” es planificación de recursos y asignación fundamentalmente, “gestionar” es evaluar resultados y procesos, y Salud es otra dimensión referida a poblaciones y su calidad de vida, son ámbitos diferentes, pero aquí se confunde todo y terminan generando burocracias con diferentes grados de despotismo autoritario.-

Las organizaciones médicas nacionales y locales (Colegio, Femi, Fepremi y otras) no terminan de priorizar sus acciones. Su lucha es economicista (laudos, cargos de alta dedicación) pero soslayan la capacitación médica, los aspectos éticos de la profesión, la acreditación de la carrera médica según competencias) y donde por lo general terminan sus representantes envueltos en problemas de conjunción de intereses. Ej. no es aconsejable que quien represente al CM a la vez integre direcciones de efectores de salud ; y hay varios en el país ; pues tendrá que juzgar a su debido momento a dependientes y seguramente responder a la organización gremial o asistencial que lo promovió a un cargo rentado interesante.- (cosa que ha sucedido)-

¿Entonces que debemos solicitar más allá de las lógicas criticas?

Reever o ajustar los ejes de la reforma del 2008, evaluar los aspectos que en estos 12 años cambiaron, mantener los propósitos generales y hacerlos posible. Realmente si las circunstancias ayudaran sería buena una Convención Médica Nacional;-hoy solo podríamos organizar una mesa departamental del sector salud y priorizar objetivos.-

Las transformaciones del sistema sanitario debe responder a las nuevas necesidades marcadas por la postergación, la pobreza, la cronicidad, el envejecimiento y la decadencia departamental en epidemiología (ha sido ignorada o interpretada por médicos sin formación adecuada).-

Tema aparte es el facilitar el acceso geográfico y el económico (tickets y cobros en las asistencias sanatoriales no auditadas).( Téngase en cuenta que de canjear pago de  “metas” por tickets, el valor de éstos serían mínimos, en tanto que las llamadas “metas” van de suyo cumplirlas y además son en buena parte “dibujadas”.-

El primer paso sería establecer la relación entre el primer nivel (atención primaria) con la especializada,  integrando la gestión de ambos ámbitos en una gestión unificada -y dentro de ese primer nivel prioridad de recursos para los problemas sociales del envejecimiento, crónicas y la dependencia y enfermedades mentales)- Herramientas a usar además de la complementación de servicios PP  figuras como los consorcios entre PP ,universidades ,consultorías , y auditorías.- ¿Que proyecto, que programas, que actividades, qué acciones y que financiamiento ?-

El órgano planteado para esta integración es la Dirección Departamental de Salud – en mi humilde opinión de actuación históricamente irrelevante.

Para otra nota restan las listas de espera, la emergencia e internaciones.-

Dr. Álvaro Vero-Salto-

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.