Salto pierde 42 millones de pesos por obras sin ejecutar del FDI-OPP

 

 

Lamentablemente se cumplió lo que advertimos durante el año pasado. Ayer 21 de enero de 2019 venció el plazo para finalizar la ejecución de obras presupuestadas por el Fondo Desarrollo del Interior (OPP).

El mismo ascendía a 105 millones de pesos para el departamento de Salto, pero la Intendencia solo fue capaz de ejecutar 62 millones, por lo tanto se perdieran 42 millones de pesos en obras para Salto. Y no es la primera vez, ya en el 2017 se perdieron 38 millones de pesos por la misma razón, falta de ejecución.

Seamos claros, no es problema de plata (en estos casos) la razón por la cual no se terminan (o quedan a medio hacer) estas obras. Sino por falta de CAPACIDAD de TODOS los gobernantes del departamento (léase Intendente Lima y Directores)

El gobierno departamental del Frente Amplio solo fue capaz de ejecutar el 59.5 % de las obras proyectadas para el 2018.

En camineria rural los resultados fueron aun peores, ya que solamente se ejecutaron el 20 % de las obras nuevas y el 36.6 % destinado al mantenimiento de camineria rural.

Esto traducido en pesos equivalen a perder 20 millones en mantenimiento de camineria rural (se ejecutaron 12 millones) y a perder 22 millones para obra nueva (se ejecutaron 6 millones solamente)

Eso quiere decir que los vecinos del barrio Ceibal no tendrán sus obras culminadas como se les prometió tantas veces (y van……..), que los vecinos del barrio Artigas se quedaran sin las mejoras que el barrio tanto necesita, que la Avenida Apolon quien sabe cuando terminaran de repararla (si es que logran terminarla), que va a ser muy difícil terminar la Avenida Reyles y que la Avenida Rodo y la Manuel Oribe prácticamente quedaran como estan o peor aun.

En una época difícil que estamos atravesando en el departamento, la Intendencia se da el lujo de tirar por la borda la friolera de 42 millones de pesos, y eso se debe exclusivamente a la incapacidad del equipo de gobierno para gestionar los recursos destinado para obras que proporciona el estado nacional. Recursos tan escasos y tan difíciles de conseguir, que son desperdiciados por la total falta de capacidad y de gestión del gobierno del Frente Amplio.

Salto, una vez mas, ve como se le esfuman de entre los dedos los únicos recursos que tenia para la ejecución de obras.

El panorama es realmente sombrío:

  • Inundaciones con 2000 personas evacuadas
  • El departamento con una de las mayores tasas de desocupación del país
  • Las obras que quedaran inconclusas
  • Perdida de 42 millones de pesos para ejecución de obras
  • Camineria rural sin obras y con perdida de 22 millones para obras
  • La intendencia con mayor déficit de la historia del departamento (377 millones)
  • La mayor deuda acumulada de la historia con 1.200 millones de pesos

Y encima no se ve una luz en el horizonte, porque no hay nada proyectado para los próximos 2 años y se ve muy difícil que el camino a Termas del Arapey  y el Camino a San Antonio puedan llevarse a cabo debido al incumplimiento de la Intendencia de Salto

NO EXISTEN LAS SOLUCIONES , HAY QUE TRABAJAR Y PLANIFICAR, PERO ESTO NO HA SUCEDIDO, NOS SIGUEN PASANDO LOS TRENES DE LARGO. POBRE MI SALTO ¡!!!!!

Edil Juan José de los Santos

 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.