Se equivocan de cabo a rabo al señalar que “tan aberrantes hechos” son “producto de una sociedad machista y patriarcal…”

Por Leonardo Vinci.

Hace pocas horas, un Profesor que ha representado en más de una oportunidad a los comunistas en la Junta Departamental (aunque este partido ahora abjure de él) debió comparecer ante los estrados judiciales y sentarse en el banquillo de los acusados.
Según informó el Grupo Multimedio, Roque Barla era un legislador electo por el Frente Amplio, miembro del Partido Comunista y docente de secundaria, donde daba clases de historia.
También se supo a través del medio antes mencionado, que las autoridades entraron en conocimiento del hecho a partir de una denuncia que realizó la madre de la víctima. En el caso se pudo comprobar que Barla, de casi 60 años de edad, abusó de la criatura cuando estaban a solas y fue la niña quien le contó a su madre lo que sucedía.
Tras las actuaciones judiciales, el Edil marchó a prisión condenado por haber cometido delitos aberrantes.
La pena que deberá cumplir corresponde a dos años y ocho meses de prisión de cumplimiento efectivo por ser el autor de un delito de abuso sexual agravado. La condena se logró mediante un procedimiento abreviado en el cual el imputado acordó con la Fiscalía aceptar los cargos a cambio de una reducción de la pena.
La crónica de “La guardia digital” lo describe como “integrante de los sectores más radicales del Frente Amplio de Salto y actualmente Edil en uso de licencia”.

Este sujeto, cumplirá su condena en la cárcel, donde seguramente no le espera una cálida bienvenida. Pero al menos, de darse circunstancias espinosas con otros presidiarios, podrá pedir socorro. Socorro que no pudo pedir su nieta cuando era abusada sin tener a quien pedirle auxilio.

El Frente Amplio- obligado por las circunstancias- ha emitido una declaración referente a este vergonzoso asunto.
La mesa política de esa fuerza comete un gravísimo y enorme error con sus apreciaciones, lo que no podemos ignorar.
Se equivocan de cabo a rabo al señalar que “tan aberrantes hechos” son “producto de una sociedad machista y patriarcal…”
¡No Señores!
¡De ninguna manera!
Bajo ninguna circunstancia vamos a aceptar que la sociedad tenga alguna responsabilidad por la comisión de estos actos repudiables.
Estos “aberrantes hechos” fueron cometidos por un execrable sujeto que pertenece o perteneció a vuestro partido y ocupó una banca desde la cual quiso dar clases de moral.
La sociedad- con el nombre que quieran ponerle- no tuvo nada que ver.
¡Nada de lavarse las manos!
(Publicado en LA PRENSA el 17/5/22)

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.