“Seguramente ya nada será igual”

Seguramente ya nada será igual, y un sistema orientado a las enfermedades crónicas no trasmisibles,(ECNT),  por el peso de su morbilidad, deberá incluir con más fuerza aspectos como el que hoy preocupa, adoptarlo en la estructura organizativa,

CORREDOR EPIDEMIOLÓGICO-

Sorprendió al mundo.

Solidaridad? Ética? Creo que mucho más, voluntad humanista que conmueve al mundo. Muestra de sensibilidad moral, de que se puede tener un mundo mejor.

Además de ser un hecho político inspirador de confianza, de credibilidad. Bien por nuestros gobernantes; saben cómo hacerlo y pudieron hacerlo.

Desde que el mundo es conocido las emergencias y los desastres han sido objeto de estudio para el ámbito del conocimiento de la salud pública. Hasta el siglo XX prácticamente las emergencias han sido causadas por enfermedades trasmisibles y las grandes epidemias. Hoy adquieren dimensión las generadas por el hombre, tecnológicas, y naturales. El 36% las primeras y 60% las segundas.

Aspecto relevante es que la mitad de las muertes producidas han sido en países con muy bajo nivel de desarrollo; y esto hace que los impactos sobre la salud pública sean más intensos y duraderos.

Un concepto importante es el concepto de RIESGO para la salud que es la probabilidad que se produzca un evento que pueda afectar poblaciones humanas considerando la posibilidad que se propague internacionalmente y que requiera una respuesta internacional coordinada.

Otro tipo de emergencia es la humanitaria constituida por la crisis humanitaria en un país por el derrumbamiento total o considerable de la autoridad por conflictos internos o externos.

La emergencia por enfermedades transmisibles se clasifican según riesgos por la alta mortalidad, por la alta trasmisión persona a persona, por causar pánico o trastornos sociales.

Existe una epidemiología de los desastres e internacionalmente se establecen 5 fases del desastre: interdesastre, predesastre, impacto, emergencia y rehabilitación. (Michel Lechat).

Se hacen mención en ellas a acciones de preparación, prevención, entrenamiento, educación, análisis de riesgos y vulnerabilidades, acciones de alerta, información oportuna y eficaz institucional, efectividad de acciones de protección, preparación de la población, las alertas tempranas, la organización de los servicios de salud, almacenamiento de recursos, aislamiento social, la vigilancia epidemiológica y finalmente el restablecimiento de los servicios normales de salud.-

Organismos internacionales como Naciones Unidas a través de OCHA es responsable de reunir actores humanitarios para garantizar una respuesta coherente a las emergencias además de información sobre programas y entrenamientos en tanto que OMS evalúa el riesgo sobre la salud pública, la magnitud del suceso, propagación, interferencias al comercio, viajes internacionales etc.-

La gestión de los desastres se basa actualmente en un enfoque de GESTION DEL RIESGO, entendido como la probabilidad de ocurrencia de consecuencias perjudiciales o perdidas esperadas (muertes, medios de subsistencia, interrupción de la actividad económica o deterioro del ambiente.)

La etapa de recuperación debe ser entendida como el conjunto de decisiones con el objeto de restaurar las condiciones de vida mientras se promueven los cambios necesarios para la reducción de desastres.

Es importante considerar el contexto social pues la población no siempre comparte los factores de riesgo.

Por lo tanto en próximos tiempos habrá que actuar sobre mejorar la información sobre los riesgos, las alertas tempranas, crear una cultura de seguridad y fortalecer la preparación para una respuesta eficaz. Incluir la epidemiología entre las herramientas necesarias.

Comencemos en las escuelas con los viejos enfoques de nuestras maestras sobre higiene, hábitos de vida, medio ambiente hasta los ancianos y la apreciación de los riesgos en edades superiores.-

Tener en cuenta que las enfermedades respiratorias agudas son las más frecuentes y que son la tercera parte de las consultas médicas. También constituyen una causa importante de muerte en el primer año de vida y en edades avanzadas (OMS 1992).

Seguramente ya nada será igual, y un sistema orientado a las enfermedades crónicas no trasmisibles,(ECNT),  por el peso de su morbilidad, deberá incluir con más fuerza aspectos como el que hoy preocupa, adoptarlo en la estructura organizativa, con énfasis en la vigilancia epidemiológica y virológica, con medida fuertes de prevención y control (vacunas; nunca existió una línea de base para medir la eficacia de la vacunación),respuesta del sistema de salud, recursos necesarios y una estrategia de comunicaciones compartida con el nivel político.

La oportunidad nos jugó en contra pero las medidas contingentes han sido tomadas a tiempo.

Dr. Álvaro Vero.-

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.