Viva Batlle!

Viva Batlle!

Por Germán Coutinho

En la editorial de hoy, vamos a recordar a Jose Batlle y Ordóñez ( 1856 -1929), una figura excepcional, dos veces presidente de la República ( 1903-1907 – 1911-1915), estadista, gran líder, Caudillo, periodista, un hombre clave en nuestra historia, que marcó un antes y un después en el Uruguay. Podemos referirnos a sus grandes reformas y conquistas sociales, como fueron el divorcio por la sola voluntad de la mujer, la investigación de la paternidad, el proyecto de pensión a la vejez, el instituto de protección al menor, los liceos departamentales, la comisión de educación física, la Universidad de Mujeres, la ley de las 8 horas.

Las reformas importantes como la creación de la UTE, la ley de Ministerios, la ANP, el Banco Hipotecario, el Banco de Seguros del Estado, el BROU. Podemos también referirnos a lo que significó su manera de pensar la política y el Uruguay y hablar de lo que representa el batllismo como sustento ideológico político y social hasta hoy.

Y podríamos continuar enumerando reformas y hacer referencias ideológicas pero repasando material para escribir estas líneas sentí que queríamos rendirle homenaje no solo al gran reformador e impulsor sino también al líder que creía en el Uruguay, en el se puede, y ese convencimiento de que somos un país destinado a ser grande y que podemos aspirar a ser un país modelo.

Que vigencia adquiere hoy, en tiempos tan complicados, encontrar referentes con esa manera de ser, esa convicción que nos anima a ir por más, a buscar progresar, a salir adelante. Ese deber ético de generar oportunidades para lograr un país más igualitario. A defender la libertad con coraje y convicción.

A no dejarnos vencer por las dificultades, a buscar los equilibrios necesarios e impulsar los cambios para vivir mejor. A hacer lo qué hay que hacer con firmeza y entrega permanente para que podamos construir un país pujante y productivo con perspectiva en lo que podemos hacer, en el presente y para el futuro. Pensar en las posibilidades, dentro de la legalidad y respetando la dignidad humana sin olvidarnos jamás de los que más necesitan.

A 164 años de su nacimiento, su impronta constructiva nos alienta y nos inspira a continuar ese espíritu de avanzada, optimista y hacedor. Siempre Si, se puede, aún en tiempos difíciles. Si, se puede, porque somos un pequeño gran país. Viva el Uruguay! Viva Batlle!

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.