Whiskería en Durazno, Tribunal confirma prisión preventiva por trata y explotación sexual

Por Pedro Rodríguez 

El Tribunal de apelaciones confirmó las resoluciones dictadas por la Sra. Juez Letrado de Primera Instancia en Crimen Organizado de 2º Turno, Dra. María Helena Mainard, con la intervención de la Fiscalía Letrada en lo Penal de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y Violencia basada en Género de 6º Turno a cargo de la Dra. Alicia A. Ghione Core por reiterados delitos de trata de personas en la modalidad de explotación sexual.

La investigación primaria

Como informamos el pasado 9 del corriente en una  investigación llevada a cabo por el Depto. de Investigación de Delitos Especiales en un local nocturno (Whiskería), ubicado en la localidad de Centenario, departamento de Durazno, se procedió a allanar el mismo en presencia de su propietario, ya que en el lugar estarían siendo explotadas sexualmente mujeres mayores de edad, tanto de nacionalidad uruguaya como extranjeras (2 venezolanas, 2 dominicanas y 1 cubana). Allí fueron ubicadas 17 víctimas (todas mujeres), las que se encontraban viviendo en el lugar del hecho. Asimismo se procedió al allanamiento del domicilio del indagado, donde además de dinero, se incautó un arma de fuego pistola 9mm, tres cargadores y municiones 9mm y 22mm. Cabe destacar que el procedimiento fue en el marco de la Operación TURQUESA, que es una Operación Internacional de Interpol, en la que nuestro país participó en todas sus ediciones.

“Whiskería”, denominada “City Night”

Según Fiscalía los hechos ocurrieron en un local comercial que funciona como “whiskería”, denominado “City Night”, ubicado en la localidad de “Pueblo Centenario” en Durazno, donde se encuentran trabajadoras sexuales, quienes ejercen la prostitución en el local, trabajando para el imputado dueño del local.

Denuncia por presencia de menores de edad

La investigación comienza por  denuncias anónimas recibidas por INAU, sobre la presunta presencia de menores de edad en el local de la whiskería, por lo que se realizaron inspecciones a INAU sobre lo denunciado.

Mujeres reclutadas en todo el país

También se recibió información, acerca de que una mujer estaba reclutando a otras mujeres, incluidas menores de edad, para ejercer el trabajo sexual para el imputado en el local de su propiedad; y posteriormente se pudo determinar que ella trabajaba para el dueño de burdel.

Dueño del local y su pareja

Se inició una investigación de oficio, donde hubo interceptación de las líneas telefónicas al dueño del local y su pareja, concedida por el Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Penal de 45º Turno. De la investigación realizada surge que el dueño del local que funciona como whiskería es el hoy  imputado que recluta mujeres de diferentes partes del territorio uruguayo, entre ellas varias de Montevideo; haciéndolas trabajar en su local para el ejercicio de la prostitución.

Mujeres prisioneras

En el local nocturno  las mujeres deben cumplir un horario determinado, obligándolas a permanecer en el local durante el horario que él fija, de lunes a sábado desde las 20:00 cuando abren el local hasta el cierre del mismo. A efectos de que las mujeres no puedan retirarse del local por su propia voluntad el dueño les cierra con llave las habitaciones que usan para dormir.

$200 la noche para dormir

En un ala del edificio de la whiskería el hoy formalizado les alquila piezas como dormitorios para las mujeres que no viajan todos los días, en la suma de 200 pesos la noche. Pero durante el funcionamiento de la whiskería se cierra con llave esa zona del local, a efectos de que las mujeres no puedan retirarse voluntariamente del mismo; por ello cierra esa ala del local con llave a efectos de que sigan trabajando en la prostitución.

Cerraba las habitaciones

No pudiendo salir del mismo hasta que él, así lo autorice, cerrando las habitaciones donde las mujeres guardan sus pertenencias, impidiéndoles el acceso a éstas durante las horas en que las chicas deben estar “ocupadas” con clientes, abriéndoles únicamente al finalizar su trabajo para que éstas pernocten allí, ya que como se dijo, se trata de mujeres de diferentes partes el país, evitando así su traslado diario, y teniendo su control por parte del empresario.

$300 por cada cliente

De esta forma el patrón, controla el horario de las mujeres, impidiendo que durante la noche se retiren voluntariamente a sus habitaciones; y explotando el trabajo sexual de las mismas cobrándoles por cada “pase” y horas en que se ocupan con sus clientes. En el mismo sentido, el dueño  también controla el trabajo de las mujeres con sus clientes ya que recibe ganancias cobrando a las mujeres por cada cliente o “pase” que realizan con los mismos, media hora la cobra a 300 pesos por cada cliente.

Multas por trabajar afuera del local

Si las mujeres trabajadoras sexuales quieren salir a “ocuparse” fuera del local, el dueño  les cobra multas, y las mismas ascienden a distintos valores, a veces mayores a mil quinientos o dos mil pesos, según el horario en que trabajen con el cliente. Asimismo, se determinó que las chicas provienen mayormente de Montevideo, es el mismo patrón quien les paga los pasajes, controlando que estas lleguen a prestar servicios para él, generando la deuda del pasaje de las mismas.

Local sin habilitación

La pareja del hoy imputado  declaró  revelando el cobro de habitaciones y pases que se explicó; como lo hicieron las testigos trabajadoras sexuales del lugar, dieciséis de ellas tomadas hasta el momento. De la averiguación también surge que el local funciona hace más de dos años, pero a pesar del tiempo transcurrido no ha sido nunca habilitado para tales fines, estando en conocimiento de la situación personal de investigaciones de la localidad y un comisario; por lo que también se solicitó la interceptación telefónica del mismo.

El empresario también era prestamista

Según el relato de la investigación presentado por Fiscalía la policía concurría al local y revisaba aparentemente los carnés de profilaxis de algunas de las mujeres, pero no tenían otros controles exigidos ni habilitaciones para que el local funcione como whiskería. Asimismo, el patrón hoy imputado sería  prestamista, razón por la cual se incautaron grandes cantidades de dinero y vales. En los diversos allanamientos autorizados legalmente se incautaron celulares, DVR, grandes sumas de dinero.

Formalizado con prisión preventiva

Los primeros días de diciembre se formalizó la investigación y la defensa del imputado presentó un recurso de apelación y el pasado viernes el Tribunal de Apelaciones en los Penal de 2º Turno confirmó la formalización y la medida cautela impuesta de prisión preventiva.

Trata de personas con explotación sexual

Ahora comienza la etapa  formal de la investigación pero tanto a juicio de la Jueza de Primea Instancia como del Tribunal hay elementos que permiten en primera instancia presumir que se cometió el delito de trata de personas en la modalidad de explotación sexual, la tipificación confirmada por el tribunal y la preventiva al dueño del local. Ahora se abre la etapa de juicio oral donde la defensa presentara y a fiscalía  presentaran sus elementos y se determinara por el Juez si habrá condena o no.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.