Senador Pedro Bordaberry: Proyecto de ley sobre equipamiento tecnológico en automóviles para evitar siniestros.

Proyecto de ley sobre equipamiento tecnológico en automóviles para evitar siniestros.

Artículo Único.– Agregase a la ley Nº 19.061 de fecha 6 de enero de 2013, sobre “Normas Complementarias para el TRÁNSITO Y SEGURIDAD VIAL EN EL TERRITORIO NACIONAL”, el siguiente artículo:

“Artículo 6bis.- Todos los vehículos cero kilómetro propulsados a motor de cuatro o más ruedas que se comercialicen en el país deberán contar con sistema de frenado automático” -Automatic Emergency Braking (AEB)- de acuerdo con lo que fije la reglamentación respectiva.

Los requisitos establecidos en el inciso anterior serán exigibles a partir de 1º de enero del año 2022, debiendo tales elementos ajustarse a las disposiciones y exigencias técnicas contenidas en las normas que se adopten a tales efectos por el país, según la reglamentación respectiva”.

Montevideo, de 12 de julio de 2016

Pedro Bordaberry
Senador

Exposición de Motivos

Este proyecto se orienta a la necesidad de emitir normas para lograr la aplicación de importante tecnología en los vehículos, que incida drásticamente, en bajar los accidentes de tránsito y consecuentemente en disminuir el número de personas lesionadas y fallecidas por causa de esto siniestros, se torna cada día más necesario.

El “Informe Anual Siniestralidad Vial 2015” de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (UNASEV), sobre siniestros de tránsito y personas lesionadas en todo el territorio nacional, daba cuenta que ocurrieron 23.267 siniestros de tránsito en el año 2015 en todo el país, que 30.116 personas resultaron lesionadas, lo que implica un promedio diario de 83 personas incluyendo heridos de cualquier entidad y fallecidos. Y que en el año 2015 cada 17 horas murió una persona como consecuencia de un siniestro de tránsito en el país. En total fallecieron 506 uruguayos y la gran mayoría eran jóvenes. Si se agrupan los heridos graves y fallecidos, totalizan 4.549 en ese año.

En nuestro país, oportunamente y a partir de la vigencia de la Ley Nº 19.061 -complementaria a la Ley de Tránsito y Seguridad Vial-, los automóviles cero kilómetro deben de contar en forma obligatoria con la presencia de sistema de frenos ABS -sistema antibloqueo de ruedas- y de airbags frontales -bolsa de aire-.

Ello representa un innegable avance legislativo en medidas de seguridad contra la siniestralidad vial y destinada a salvar vidas.

Pero la tecnología se sigue desarrollando y avanzando, en pos de minimizar accidentes viales y salvaguardar la vida humana.

Es por ello que hoy en día ya existe disponible y accesible tecnología para la mayor seguridad vial en los automóviles, como lo es el llamado “sistema de frenado automático” –AEB- (también denominado: Active City Stop, CMBS, CMS, PCS, Pre-crash, Pre-safe, Pre-Sense), que ya se utiliza en varias marcas de vehículos presentes en el mercado internacional.

AEB son las siglas en inglés de Autonomatic Emergency Braking y que traducidas al español significan frenada de emergencia autónoma o automática, implica un sistema de seguridad activa avanzado, por el hecho de reducir por sí solo la velocidad del vehículo tras detectar riesgo de colisión y sin la intervención del conductor.

El frenado automático es una tecnología en automóviles para detectar una inminente colisión con otro vehículo, persona, obstáculos, o un peligro, respondiendo mediante la aplicación de los frenos para detener el vehículo sin intervención del conductor. Dependiendo del fabricante puede disponer de sensores, radar, vídeo, tecnologías de infrarrojos, ultrasonidos o de otra índole.

Estos dispositivos pueden detectar peligros fijos, tales como postes o señales verticales de tráfico, a través de una base de datos de localización. En el caso de intervenir el conductor para evitar la colisión mediante alguna maniobra como, por ejemplo, pisar el pedal del freno o mover la dirección, el dispositivo se desactiva.

Los sistemas de frenado automático son sistemas electrónicos de asistencia al conductor y de seguridad. El frenado automático demuestra ser eficaz y útil, sobre todo para evitar un accidente por alcance en ciudad o en un atasco de tráfico, cuando el conductor se ha distraído.

Se basan en una serie de sensores tales como cámaras, radares, y laseres, permite detectar los movimientos del vehículo y pueden alertar al conductor de un peligro inminente u obstáculos frente al vehículo: peatones, vehículos, etc. activando automáticamente los frenos del vehículo en caso de que el conductor no reaccione debidamente ante la inminencia de una colisión.

Mediante la cámara y el láser frontal, el sistema determina si hay una posibilidad de colisión y avisa al conductor de forma sonora y visual que debe aplicar los frenos. Si el conductor frena, el sistema aplica una fuerza de frenada adicional pero si el conductor no se percata en un tiempo determinado, automáticamente aplica los frenos para evitar o mitigar el impacto. Se calcula que este sistema evitaría el 80% de las colisiones actuales por alcance que se producen hasta 80 km/h.

Según una nota difundida por la Agencia Nacional de Seguridad de Tráfico en Carretera de los Estados Unidos (NHTSA), los vehículos que circulen por carreteras estadounidenses a partir del 1 de septiembre de 2022 deberán estar equipados con la tecnología AEB (Frenado Automático de Emergencia). Este sistema de asistencia al conductor ayudará a evitar accidentes al tomar el control del pedal de freno y minimizará la gravedad del impacto cuando la colisión sea inevitable.

En Europa, la tecnología AEB es determinante a la hora de otorgar la valoración de cinco estrellas en los test de seguridad EuroNCAP. En territorio europeo varias marcas de vehículos ya lo están ofreciendo en sus productos, aunque sólo existe la obligatoriedad de instalarlo en vehículos pesados, mientras que se ha planteado también el tema de su inclusión obligatoria en los vehículos ligeros.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.