Sigue el curro en ALUR

Sigue el curro en ALUR

|

Proc. Fabrizio Bacigalupo

 

Mientras estuvo al frente de ALUR (Alcoholes del Uruguay), el actual senador de la Lista 711 (Frente Amplio), Leonardo De León, gastó más de $ 850.000 y de US$ 30.000 con las tarjetas corporativas que tenía por presidir un organismo estatal.

De León gastó exactamente $ 852.658 y US$ 31.000. Las cifras surgen de un pedido de acceso a la información pública que indica que los gastos se hicieron dos tarjetas de crédito, una de Mastercard del banco Santander y otra del banco BBVA. La respuesta al pedido de acceso a la información detalla que con las tarjetas corporativas de ALUR, el entonces presidente del organismo pagó en octubre de 2013 un hospedaje en el hotel Santa Cristina de Durazno.

A ese departamento viajó para ir a una cena de la Fundación “Propuesta Uruguay 2030”, un “think tank” (centro de estudios), que creó el vicepresidente de la República y ex presidente de ANCAP, Raúl Sendic, antes de que comenzara la campaña electoral de 2014. Quien presidía la fundación era De León, mano derecha del vicepresidente Sendic.

El gasto del hospedaje fue de $ 1.800.

En general, los gastos con las tarjetas corporativas son en restaurantes lujosos, hoteles caros en Uruguay y en el exterior y combustible.

Entre los hoteles se encuentra, por ejemplo la cadena Sheraton y el NH Columbia.

En el caso de los restaurantes, los gastos fueron entre otros en La casa Violeta, Francis y Nuevo García. Todos restaurantes de lujo. En el caso de Sendic, cuyos gastos con las tarjetas corporativas cuando estuvo al frente de ANCAP están siendo analizados por la Junta Anticorrupción, la Justicia y el Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio, gastó en tres años $1.675.851 y US$ 121.381. Una cifra colosal.

Leonardo De León era el único integrante del directorio de ALUR que tenía tarjeta de crédito corporativa, según un pedido de informes realizado por el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres. En 2011, el senador gastó con una única tarjeta Mastercard $ 131.475 y US$ 1.559, en 2012, $ 204.837 y US$ 9.696 y en 2013, $ 243.187 y US$ 7.877.

Según informaron, a partir de 2014, el ex jerarca de ALUR empezó a usar una segunda tarjeta que emitió el banco BBVA. Entre la emitida por ese banco y la de Santander, gastó en ese año $ 253.644 y US$ 10.390 y en 2015, solo utilizó la tarjeta del BBVA y gastó $ 25.515 pesos y US$ 1.529.

El vicepresidente Sendic está en el centro de las críticas opositoras desde fines de 2015, primero por su gestión en ANCAP que dejó a la empresa en situación de quiebra técnica y debió ser capitalizada y, luego, por el título de “licenciado en genética humana” que dijo tener, pero ni siquiera existe esa carrera.

Sin embargo, no fue hasta la divulgación del uso que le dio a la tarjeta corporativa del ente petrolero que las opiniones en el FA se le empezaron a volver en contra. Aunque en un principio los dirigentes oficialistas defendieron su gestión en ANCAP, con el tiempo, y sobre todo tras conocerse detalles de compras con dineros públicos en casas de ropa, librerías y joyerías, y hoteles de lujo, distintos sectores salieron a cuestionar al jerarca e, incluso, algunos pidieron su renuncia.

Mientras el país se cae a pedazos, el gobierno del Frente Amplio sigue despilfarrando los dineros públicos.

El pueblo sufre mil privaciones, el Frente Amplio malgasta.

*(fabrizio19@adinet.com.uy) – Integrante del Coordinador Nacional de la UP(Unidad Popular) – Cabildo Abierto Artiguista.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.